Colón de Schiller

Kolumbus

Steure, mutiger Segler! Es mag der Witz dich verhöhnen,
Und der Schiffer am Steur senken die lässige Hand.
Immer, immer nach West! Dort muß die Küste sich zeigen,
Liegt sie doch deutlich und liegt schimmernd vor deinem Verstand.
Traue dem leitenden Gott und folge dem schweigenden Weltmeer,
Wär sie noch nicht, sie stieg’ jetzt aus den Fluten empor.
Mit dem Genius steht die Natur in ewigem Bunde,
Was der eine verspricht, leistet die andre gewiß.

Friedrich Schiller (1759-1805)

Colón

¡Lleva tú el timón, valiente navegante! Puede que el espíritu se burle de ti
y que el piloto al timón baje la relajada mano.
¡Siempre, siempre hacia occidente! Ahí la costa debe mostrarse,
ahí yace clara y resplandeciente ante tu intelecto.
Confía en el Dios que guía y sigue el silencioso océano,
si ella todavía no estuviese, ahora emergerá de la pleamar.
Con el genio la naturaleza se encuentra en eterna conexión,
lo que el uno promete, la otra sin duda cumplirá.

 

Schiller

Deja un comentario

Archivado bajo Alemania, Literatura en alemán

Colón de Herder

Kolumbus

Ha, Schöpfer Colon! Ha, wie hast du uns die Welt
Mit Land und Volk und Silbergeld
Und Schmuck und Zier und Wissenschaft
Ums Vierteil uns vermehret!

Ach, Mörder Colon! Ach, wie hast du uns die Welt
Und alles, was sie schönes hält,
Reiz, Sitte, Leben, Jugendkraft,
Mit deinem Gift verheeret!

Johann Gottfried Herder (1744-1803)

Colón

¡Oh, creador Colón ! ¡Oh, cómo el mundo
con tierra y gente y monedas [de plata]
y joyas y adornos y conocimiento
a cuatro partes nos aumentaste!

¡Ah, asesino Colón! ¡Ah, cómo el mundo
y todo lo bello que contiene,
encanto, moral, vida, juventud,
con tu veneno nos asolaste!

 

Herder

Deja un comentario

Archivado bajo Alemania, Literatura en alemán

Coloquio en Heidelberg

Los días 1 y de 2 junio de este año se celebrará en Heidelberg el coloquio “La mirada sobre/del Otro en la literatura hispánica”, que abarca desde el Siglo de Oro hasta el siglo XXI. En este momento, buscamos sobre todo ponentes para las mesas dedicadas a los siglos XVIII, XIX y XX. La convocatoria puede ser consultada aquí.

Heidelberg

Deja un comentario

Archivado bajo Alemania, Congresos, Crónica de Indias, Hispanoamérica, Literatura latinoamericana, Siglo de Oro, Siglo XIX

Calderón en revistas pornográficas

Un grupo de teatro español protesta mediante un ardid contra los altos impuestos a las entradas de teatro. Ya que cuestan cinco veces más que las revistas pornográficas, el grupo de teatro vende ahora estas revistas, cada una de las cuales contiene una entrada gratuita. (Traducción de: “Theaterkarten in Pornoheftchen”, publicada el 5.12.2014 en Frankfurter Allgemeine. Esta nota –palabras más, palabras menos– se ha reproducido en distintos periódicos de habla alemana).

Con un ardid un grupo de teatro español maneja la subida –siempre ruinosa para los artistas– de impuestos, con la que el gobierno de Madrid quiere rellenar sus quebradas arcas.

La compañía femenina “Primas de riesgo” vende revistas pornográficas a 16 euros, cada una de las cuales incluye una entrada gratuita a su nueva pieza teatral El mágico prodigioso de Pedro Calderón (1600-1681). La razón para esta jugada es que el impuesto a las entradas para teatro, cine y conciertos es más elevado que el quíntuplo del impuesto para las revistas pornográficas y otras publicaciones.

Ante la subida de impuestos a las entradas de teatro del 8 al 21%, aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy, dice Karina Garantiva, directora de la compañía: “Nosotros queremos preguntar a la gente qué sociedad toma tal decisión. Que compare entre la pornografía y Calderón, el Shakespeare español,  y que extraiga sus propias conclusiones”. Contra las críticas a la “porno iniciativa”, la artista de 34 años sostiene que no serían inmorales las mujeres que reparten las revistas pornográficas, sino el gobierno que apoya tributariamente tales publicaciones y no la herencia cultural de la nación.

Desde el incremento de los impuestos, las instituciones culturales combaten la pérdida de espectadores. Según datos de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza  el número de espectadores en los primeros doce meses después de la entrada en vigor de la subida del impuesto ha disminuido en un 29% : de 13,11 a 9, 3 millones. Cerca de 1800 artistas escénicos perdieron sus trabajos.

En todo caso, el grupo Primas de riesgo ha tenido éxito con su iniciativa: para el estreno a finales de noviembre habían vendido 180 revistas pornográficas con entradas gratuitas.

Foto: AFP

Foto: AFP

Deja un comentario

Archivado bajo Calderón de la Barca

El culto de la Virgen de Copacabana y La aurora en Copacabana de Calderón

En 1650 el fraile agustino Miguel de Aguirre (La Plata, 1598) llegó a Madrid e inició una importante campaña de difusión del culto de la Virgen de Copacabana. Ese mismo año colocó una imagen de dicha Virgen en el Colegio de doña María de Aragón, en 1655 instaló otra en el Hospicio de San Ildefonso en Roma, en 1662 consiguió que se le erigiese una capilla en el Convento de los Agustinos Descalzos o de Copacabana (como se le conocería en aquel tiempo). La muerte lo alcanzó en 1664, cuando preparaba la instalación de otra imagen en Mancera, la villa de su protector Pedro de Toledo y Leiva.

En esos mismos años aparecieron obras destinadas a promover dicha advocación: De diva Virgine Copacabana in peruano Novi Mundi Regno celeberrima (Roma, 1656) de Hipólito Marracio, Compendio de la esclarecida y gloriosa imagen de Nuestra Señora de Copacabana (1663) de Gabriel de León, Imagen de Nuestra Señora de Copacabana (1663) de Andrés de San Nicolás, entre otras; algunas de las cuales fueron encargadas por el propio Aguirre. Tal fue la proliferación de obras de este tema que Santiago Vela, a propósito de la citada obra de San Nicolás, lo considera «un asunto tan trillado».

En un reciente artículo, publicado en el Anuario calderoniano, exploro la expansión de este culto americano en la Península, así como sus posibles vínculos con la composición de La aurora en Copacabana de Calderón de la Barca. A partir de ello, dato la comedia entre 1664 y 1665:

Gutiérrez Meza, José Elías: «El culto de la Virgen de Copacabana en España y la fecha de composición de La aurora en Copacabana», en: Anuario Calderoniano 7, 2014, pp. 167-178.

Convento de Copacabana en Madrid

Convento de Copacabana en Madrid

Der Kult der Jungfrau von Copacabana und Calderons La aurora en Copacabana

1650 ist der Augustinen Mönch Miguel de Aguirre (La Plata, 1598) in Madrid angekommen und hat dort eine wichtige Kampagne begonnen, um den Kult der Jungfrau von Copacabana zu verbreiten. Im selben Jahr hat er ein Bild der genannten Jungfrau im Kloster von Doña María de Aragón aufgestellt,  1655 hat er ein anderes im Hospiz von Sankt Ildefonso in Rom installiert, 1662 hat er erreicht, dass man eine Kapelle für sie im Kloster der Augustiner-Rekollekten oder von Copacabana (als was es in dieser Zeit bekannt wurde) errichtete. 1664 nahm der Tod ihn zu sich, als er die Aufstellung eines anderen Bildes in Mancera vorbereitete, der Stadt seines Gönners Pedro de Toledo y Leiva.

In dieser Zeit wurden auch Bücher veröffentlicht, um diese Advokation bekannt zu machen: De diva Virgine Copacabana in peruano Novi Mundi Regno celeberrima (Rom, 1656) von Hipolito Marracio, Compendio de la esclarecida y gloriosa imagen de Nuestra Señora de Copacabana (1663) von Gabriel de Leon, Imagen de Nuestra Señora de Copacabana (1663) von Andres de San Nicolas, unter anderen. Einige von ihnen waren Aufträge von Aguirre selbst. Die Bücher zu diesem Thema nahmen so zu, dass Santiago Vela, als er das genannte Werk von San Nicolas kommentierte, es als „un asunto tan trillado“ betrachtet.

In einem in Anuario calderoniano soeben erschienenen Aufsatz betrachte ich die Verbreitung dieses Kultes auf der Iberischen Halbinsel, sowie die möglichen Verbindungen mit der Komposition von Calderon de la Barcas La aurora en Copacabana. Davon ausgehend datiere ich seine Komposition zwischen 1664 und 1665.

Gutiérrez Meza, José Elías: »El culto de la Virgen de Copacabana en España y la fecha de composición de La aurora en Copacabana«, in: Anuario Calderoniano 7, 2014, S. 167-178.

Deja un comentario

Archivado bajo Calderón de la Barca, La aurora en Copacabana, Siglo de Oro

Facebook con pluma y tinta: las redes sociales de los hermanos Grimm

El trabajo en redes no es una novedad del anterior siglo, sino solamente ha sido potenciado por el desarrollo tecnológico de las comunicaciones. Buenos ejemplos de redes de “pluma y tinta” fueron las organizadas por los hermanos Grimm en la Alemania del siglo XIX, las cuales les permitieron llevar a cabo trabajos de gran envergadura como su colección de Cuentos de hadas y su Diccionario de la lengua alemana. (Traducción de “Facebook mit Feder und Tinte – die sozialen Netzwerke der Brüder Grimm”, en: Sabine Krome et al. (Ed.): Die Brüder Grimm. Pioniere deutscher Sprachkultur des 21. Jahrhunderts, Gütersloh/München: Brockhaus, 2013, pp. 32-35)

Los hermanos Grimm

Los hermanos Grimm fueron aplicadísimos intelectuales. Pero sin los muchos simpatizantes y socios que apoyaron su trabajo probablemente no habría sido posible su gigantesca obra de toda una vida. Las más de 20 000 cartas conservadas de su correspondencia con familiares, amigos, intelectuales y políticos muestran sobre todo que los hermanos Grimm no solo fueron investigadores de alto rango, sino también geniales “trabajadores en red”.

Para los Grimm la más importante red de trabajo fue la familia. Debido a la muy temprana muerte de su padre (1796) y la inesperada muerte de su madre (1808) habían dependido los seis hermanos de su mutuo apoyo y colaboración. Como cabeza de familia, Jacob se sentía responsable por los más jóvenes de sus hermanos y así dedicó su tiempo, el que con mucho gusto hubiese pasado investigando, una y otra vez a un trabajo para asegurarles el pan. Esto llegó tan lejos que, después del matrimonio de Wilhelm, Jacob también se quedó con la familia de su hermano. Hasta las cartas, que Jacob escribió a su hermano, fueron dirigidas a Dorothea Grimm (la esposa de Wilhelm), la que las leía después en el círculo familiar.

Redes para las crisis

Las redes de familiares, amigos o científicos estuvieron siempre disponibles y en funcionamiento cuando los hermanos Grimm tuvieron apuros. Después de la muerte de su padre les ayudó la hermana de su madre Henriette Philippine Zimmer, que como dama de la corte de la princesa Caroline de Hessen vivió en Kassel. A su apoyo debieron Jacob y Wilhelm una adecuada formación escolar. Su conexión amical con la corte del príncipe pudo ser la principal responsable de que Jacob pudiese recibir una posición en el Colegio de Guerra de Kassel sin tener un título universitario. Cuando esta posición fue poco tiempo después revocada por el establecimiento del Reino de Westfalia, Achim von Arnim facilitó un puesto a Jacob en la biblioteca privada del rey Jerome[1]. Al volverse insoportables las condiciones en Kassel para los hermanos Grimm, su compañero de investigaciones y, durante largo tiempo, amigo por correspondencia Benecke se hizo presente desde Göttingen y les facilitó a ambos un nombramiento en su universidad. Y también su llamamiento a Berlín fue impulsado por la concurrencia de su maestro Savigny y (todavía más apasionadamente) de Bettina von Arnim.

Una red de románticos

Una muy importante red para los Grimm surgió en Marburg, donde por medio de su maestro y amigo Friedrich Carl von Savigny conocieron al círculo de románticos de Heidelberg: Achim von Arnim, Clemens y Bettina Brentano. El aprecio y la colección de las tradiciones populares en este círculo dieron a los Grimm el impulso decisivo para su tarea de recopilación, sin el que la edición de los Cuentos de hadas no hubiese sido posible. En Kassel los hermanos organizaron una sociedad de lectores, en la que junto a familias amigas también tomaron parte quienes les habían proporcionado cuentos: las hermanas Wild, los Hassenpflug o las hermanas Ramus, hijas del predicador del barrio francés, las que se pusieron en contacto con la “dama de los cuentos” Dorothea Viehmann. En este círculo de amigos también se forjaron vínculos familiares: Lotte se casó con Ludwig Hassenpflug, Wilhelm con Dortchen Wild.

Redes políticas

Las redes de los Grimm se basaron en gran parte en relaciones amicales o en contacto por correspondencia con amigos, parientes o colegas. Sin embargo estos supuestos pequeños círculos no solo tuvieron un lado privado. En un tiempo en el que todavía no había partidos políticos, en el que las declaraciones públicas en la prensa o las actividades en asociaciones estaban amenazadas por la censura y la represión estatal, pudo surgir de tantos íntimos e informales círculos de ciudadanos liberales una muy eficaz oposición.

Los conocidos 7 de Göttingen, que se opusieron a la abierta infracción constitucional del rey Ernst August de Hannover, eran en el fondo un grupo de amigos compuesto por el historiador y politólogo Friedrich Christoph Dahlmann, los hermanos Grimm y el filólogo Gottfried Gervinus. La acción de protesta de los intelectuales puso en marcha, increíblemente rápido, más acciones de otras redes. La carta de protesta que Gervinus había confiado a un amigo intelectual fue copiada en pocas horas por estudiantes, circuló días después en miles de copias en todos los estados alemanes e incluso en el extranjero, y alcanzó de esta forma una enorme repercusión y carácter público en la prensa, lo cual también redundó en el compromiso político de los hermanos Grimm.

Una red de investigadores

Después de años política y laboralmente movidos, en 1815 siguió una fase más tranquila en la vida de los hermanos Grimm, en la que, como bibliotecarios del príncipe, pudieron emplear mucho tiempo en sus investigaciones. También es el tiempo en el que mantuvieron extensas correspondencias con sus colegas estudiosos, que hicieron que Jacob dejase de lado a sus otros contactos. Sus cartas son “Trabajar, preguntar y responder a lo que se estudia en el momento”[2], las que por ejemplo intercambió con Georg Friedrich Benecke en Göttingen, Karl Lachmann en Königsberg y Karl Hartwig Gregor de Meusebach. Para conseguir antiguos o raros manuscritos, los hermanos mantuvieron también correspondencia con el algo sospechoso Ferdinand Glöckle, quien tenía acceso privilegiado a los manuscritos vaticanos, los que de otra forma se hubiesen mantenido inaccesibles para ellos. Como contraparte, Jacob estuvo preparado para entregar su conocimiento y responder a las preguntas que le planteaban  conocidos, pero también investigadores extraños.

Jacob consiguió la obra maestra de la red funcional de colaboradores cuando organizó la selección de obras literarias para su Diccionario de la lengua alemana. Más de 80 colaboradores, “a los que los hermanos Grimm habían encargado la colección de palabras y de textos o los que ofrecieron estas por su propia voluntad y según su propia selección”[3], compilaron 600 000 fuentes y extractos de libros. Gracias a esto, los Grimm habían conseguido las bases materiales para el más amplio diccionario del mundo.

De este modo, con sus numerosos contactos y conexiones en los más diferentes niveles y campos, los hermanos Grimm produjeron una de las más grandes redes intelectuales, sociales y políticas de su tiempo, la que solo por muy poco se queda a la zaga de las grandes y modernas redes de información y conocimiento.

[1] Cartas de los hermanos Grimm a Savigny: Ed. Ingeborg Schnack y Wilhelm Schoof, Berlín/Bielefeld, 1953, p. 56.

[2] Cartas de los hermanos Grimm a Savigny, p. 296.

[3] Jacob y Wilhelm Grimm: Diccionario de la lengua alemana, Leipzig: Hirzel, 1854, Vol. 1, Col. LXVL.

Traducción de “Facebook mit Feder und Tinte – die sozialen Netzwerke der Brüder Grimm”, en: Sabine Krome et al. (eds.): Die Brüder Grimm. Pioniere deutscher Sprachkultur des 21. Jahrhunderts, Gütersloh/München: Brockhaus, 2013, pp. 32-35.

Deja un comentario

Archivado bajo Alemania, Literatura en alemán, Siglo XIX

Las Indias galantes en Burdeos (4) Persia

Por José Elías Gutiérrez MezaPersien 09

La tercera entrada de Las Indias galantes tiene lugar en Persia. El príncipe Tacmas está enamorado de Zaira, la esclava de su preferido Alí, y no de su bella esclava Fátima. Por ello, se disfraza de mercader y, para conocer los verdaderos sentimientos de Zaira, le muestra su propio retrato, lo que altera a esta. Tacmas piensa que su reacción es de ira y cree que ella está enamorada de otro. Su conversación es interrumpida por la aparición de Fátima, la que esta disfrazada de esclavo polaco y cuyas quejas Tacmas escucha. Ella ama a Alí, pero el príncipe piensa que el supuesto esclavo es a quien Zaira ama y, además, que está celoso de Alí. Cuando Alí regresa con Zaira, un iracundo Tacma empuja al esclavo delante de ella y así es revelada su verdadera identidad. Luego siguen otras revelaciones. Zaira revela que antes se exaltó, porque está enamorada de Tacmas, y que ella tiene sangre real. La entrada acaba con el ballet de las flores.

Persien 02

En la puesta de escena de Scozzi, el argumento ha sido muy cambiado. En el actual Irán, Fátima está enamorada de Tacmas, por lo que siente celos de la rubia y occidental Atalide, a la que él presta mucha atención. Disfrazada como hombre, intenta vigilar a Tacmas, pero este rápidamente descubre su disfraz y la desenmascara. La golpea y humilla. Así, una sometida Fátima toma asiento junto a su esposo y el ballet de las flores comienza.

Persien 03

Desde un coche desfilan sobre una alfombra roja mujeres en ropa interior ante un grupo de hombres, que las contemplan con mucha atención. Estos las detienen cada cierto tiempo para vestirlas. Primero las calzan con altos tacones, después les colocan rubias pelucas y pintan sus labios, finalmente las visten con negros burkas.

Persien 04

A continuación se muestra la doble moral de Tacmas. Por un lado, coquetea con Atalide e incluso la acaricia apasionadamente; por otro, muestra desinterés por Fátima y la trata como una esclava.

Persien 05

Los siguientes ballets critican la sociedad patriarcal iraní. Las mujeres aparecen convertidas en objetos de placer y para la procreación. Desde luego, solo los hijos varones son queridos por los hombres. También se denuncia el matrimonio con menores de edad, el maltrato y la poligamia; es decir, la cosificación de las mujeres.

Persien 06

Sigue otro desfile de mujeres, unas en burkas y otras en ropa interior, que sostienen carteles, en los que se denuncian diferentes abusos y crímenes: Nesrine, 12 años, casada con Youssef, 42 años; Fella, repudiada por estéril; Fátima, víctima de violencia conyugal; Jasmín, lapidada por adúltera; entre otros.

Persien 07

Al final de esta escena aparecen los ayudantes de Amor con coloridas burkas. Luego, un grupo de rubias, como muñecas sexuales vivientes, danza para Tacmas. Se encuentran bajo el completo control de este; por ello, los amorcillos se deben encargar de liberarlas, tanto a ellas como a Fátima. Solamente así, Tacmas se queda al fin solo.

Persien 08

Les Indes galantes in Bordeaux: Persien

José Elías Gutiérrez Meza

Persien 15

Der dritte Einsatz von Les Indes Galantes findet in Persien statt. Der Prinz Tacmas ist verliebt in Zaira, die Sklavin seines Günstlings Alí, und nicht in seine schöne Sklavin Fatima. Deshalb verkleidet Tacmas sich als Verkäuferin und um die wahren Gefühle von Zaira zu erkennen, zeigt er ihr sein eigenes Portrait, was sie aufregt. Tacmas denkt, dass ihre Reaktion Wut bedeutet und glaubt, dass sie in einen anderen verliebt ist. Ihre Unterhaltung wird vom Erscheinen von Fatima unterbrochen, die als polnischer Sklave verkleidet ist und deren Liebesklagen Tacmas hört. Sie liebt Alí, aber der Prinz denkt, dass Zaira den vermeintlichen Sklaven liebt, der zudem eifersüchtig auf Alí ist. Als Alí mit Zaira zurückkommt, schubst der zornige Tacmas den Sklaven vor sie und so wird dessen wahre Identität preisgegeben. Dann folgen andere Enthüllungen aufeinander. Zaira gibt preis, dass sie sich vorher aufgeregt hat, da sie in Tacmas verliebt ist, und dass sie königliches Blut hat. Der Einsatz endet mit dem Ballett der Blumen.

Persien 10

In der Inszenierung von Scozzi ist die Handlung sehr verändert. Im gegenwärtigen Iran ist Fatima verliebt in Tacmas, deswegen ist sie eifersüchtig auf die blonde und westliche Atalide, der er viel Aufmerksamkeit schenkt. Verkleidet als Mann, versucht Fatima Tacmas zu beobachten, aber schnell entdeckt er ihre Verkleidung und demaskiert sie. Er schlägt und demütigt sie. So setzt sich die unterworfene Fatima neben ihren Mann und das Ballett der Blumen beginnt.

Persien 11

Von einem Wagen ziehen auf einem roten Teppich Frauen nur in Unterwäsche an einer Gruppe Männer vorüber, die sie voller Begehren beobachtet. Die Männer stoppen von Zeit zu Zeit den Marsch der Frauen, um sie zu bekleiden. Erst ziehen sie ihnen Schuhe mit hohen Absätzen an, dann setzen sie ihnen blonde Perücken auf und schminken ihre Lippen, schließlich ziehen sie ihnen schwarze Burkas an.

Persien 12

Im Folgenden zeigt sich die Doppelmoral von Tacmas. Während er mit Atalide kokettiert und sie sogar leidenschaftlich streichelt, ist er an Fatima desinteressiert ist und behandelt sie wie eine Sklavin.

Persien 13

Die folgenden Ballette kritisieren die patriarchalische iranische Gesellschaft. Die Frauen scheinen in Objekte zum Lustgeben und Zeugen verwandelt zu sein. Klar ist, dass nur die Söhne von den Männern geliebt werden. Auch werden die Kinderhochzeiten, die Misshandlung und die Polygamie denunziert. Das heißt, die Vergegenständlichung der Frauen.

Persien 14

Danach gibt es einen anderen Marsch der Frauen, einige in Burkas und andere in Unterwäsche, die Plakate halten, auf denen verschiedene Missbräuche und Verbrechen denunziert werden: Nesrine, 12 Jahre alt, verheiratet mit Youssef, 42 Jahre alt; Fella, verstoßen wegen Unfruchtbarkeit; Fatima, Opfer von häuslicher Gewalt; Jasmin, gesteinigt als Ehebrecherin usw.

Persien 01

Am Ende dieser Szene erscheinen die Helfer von Liebe mit bunten Burkas. Nachher tanzt eine andere Gruppe von Blondinen wie lebendige aufblasbare Sexpuppen für Tacmas. Sie sind im Würgegriff von ihm, deshalb müssen es die Liebchen übernehmen, sie und Fatima zu befreien.  So bleibt Tacmas endlich allein.

Persien 16

Deja un comentario

Archivado bajo Ópera, Jean-Philippe Rameau, Música