Recuerdo de Braunschweig

Frente al Schloss de Braunschweig, die Löwenstadt (la ciudad de Enrique el León), se encuentra, al igual que en otras partes de Alemania, la siguiente placa:

„Das war ein Vorspiel nur, DORT WO MAN BÜCHER VERBRENNT, VERBRENNT MAN AUCH AM ENDE MENSCHEN“. Heinrich Heine, aus Almansor.
An diesem Stelle verbrannten die Nationalsozialisten am 10. Mai 1933 im Rahmen der Aktion „Wider den undeutschen Geist“ über 1000 Werke vor allem jüdischer, sozialdemokratischer, marxistischer und pazifistischer Autoren.

“Esto fue solo un preludio, AHÍ DONDE SE QUEMAN LIBROS, AL FINAL TAMBIÉN SE QUEMAN PERSONAS”. Heinrich Heine, de Almansor.
En este lugar los nazis el 10 de mayo de 1933 quemaron, en el marco de la operación “Contra el espíritu no alemán”, cerca de mil libros de autores judíos, socialdemócratas, marxistas y pacifistas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alemania, Literatura en alemán, Memoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s